spot_img
domingo, julio 21, 2024
InicioYaracuyCulturaManuel hace honor a su apellido: es un "Guerrero" exitoso que supera...

Manuel hace honor a su apellido: es un «Guerrero» exitoso que supera adversidades

- Publicidad -

Los límites solo están en la mente, una prueba de ello es Sergio Manuel Guerrero Gutiérrez, mejor conocido como ‘Manu Cake’, quien se destaca en el mundo de la repostería.

Manuel tiene una historia bastante emotiva que ha servido de ejemplo para muchas personas, una vida que resume lo que es la superación, perseverancia y las ganas de salir adelante pese a las adversidades.

Cuando tenía 19 años su mundo dio un giro total e inesperado, y es que un 29 de junio de 2013 se cayó de una mata de mango, desde una altura de 10 metros, lo que le ocasionó severos daños en la columna, que desde ese entonces le impiden caminar.

Las consecuencias de este accidente no fueron un impedimento para que Manuel le hiciera honor a su apellido y se labrara un camino hacia el éxito.

Actualmente, con sus maravillosas manos, elabora unas espectaculares tortas con unos diseños únicos que maravillan a quienes las ven.

Estudiaba diseño integral

Manu, antes del accidente, estudiaba diseño integral, esta carrera le permitió darle ese toque mágico y profesional a cada uno de los pasteles que hoy en día son una referencia, no solo en el estado, sino a escala nacional. “Cuando recién pasó lo del accidente todo fue muy desagradable. Estaba comenzando a vivir y al no tener qué hacer comencé a hacer tortas para salir del momento de dolor y sentirme útil. Gracias a Dios apareció un ángel quien me enseñó a crear cosas distintas, ella es la profesora Yuli, quien daba
clases en el Inces y se sentó a mi lado para trabajar el fondant sentado que era lo que necesitaba”, comentó.

Manuel Guerrero señala que una de las tortas más especiales que ha elaborado es la que hizo para el Día de Yaracuy. Cuenta que además de lo imponente del pastel, le quedó la satisfacción de que miles de personas pudieran contemplarlo. “Terminar un trabajo de
cinco o seis pisos y de un metro y medio de altura es increíble, y es una satisfacción muy grande, como fue el caso de la
torta del Día de Yaracuy que tantas personas la vieron desde la tarima, eso me llenó de orgullo”, expresó con emoción.

El apoyo de su familia ha sido fundamental

Su mamá ha sido su pilar fundamental, al igual que su familia y su círculo de amistad más cercano.

Ellos han estado cuando más ha necesitado ese empujón, sobre todo su madre, quien está fielmente a su lado, siempre llevándole sus ideas y animándolo a ser cada día mejor.

El accidente le dio una lección de vida

“No cambiaría nada del Manuel que era con el que soy. De no haber sido por el accidente no hubiese logrado todo lo que hasta ahora he logrado.

Dios siempre tiene un propósito, me siento feliz con lo que soy y con lo que he logrado, y como siempre digo, con mis ruedas bien firmes. Estoy feliz de llegar a tantos corazones que, incluso, muchas veces necesitan un consejo y les digo que aunque el camino no sea fácil, no todo es difícil”, dijo con mucho orgullo.

Con este gran testimonio de vida, Manuel es un ejemplo de que cuando se quiere, se puede, sin importar las vicisitudes o cualquier impedimento físico.

Lo más importante es tener la actitud, voluntad y disposición de continuar el camino cargado de pensamientos positivos, aspectos que le han servido de mucho para tener éxito en cada uno de sus objetivos.

Ha compartido sus conocimientos

El talentoso repostero, desde que comenzó hasta ahora, ha ido superándose paso a paso realizando imponentes diseños, aunque también ha compartido sus conocimientos con otras personas que les gusta este mundo, y no solo ha dictado talleres presenciales, sino a través de las plataformas digitales.

“Luego de siete años dictando cursos tengo alumnos en todas partes del mundo, jamás imaginé llegar tan lejos como a Japón, Inglaterra, Colombia, Estados Unidos, entre otros. Mi consejo es que no se dejen abrumar por cualquier situación. Por muy difíciles que sean los límites, no se detengan porque cualquier obstáculo lo vamos a superar”, exclamó.

Para Manu lo más importante siempre ha sido ir más allá de una simple torta, por eso cuida minuciosamente cada detalle, además que se diferencia de muchos reposteros por su estilo único y original de elaborarlas.

“Hacer tortas que desafían la gravedad, creaciones talladas y diferentes a lo que vemos frecuentemente en el mercado, es una de las cosas que me diferencian o por lo que la gente tiene un concepto sobre mí. Todos mis clientes llegan con un propósito, y es que les ponga sobre su mesa una torta artística que vaya más allá de un pastel”, dijo con emoción.

Artículos relacionados
- Elecciones 2024 -

Últimas entradas

lo más leído

TE PUEDE INTERESAR