spot_img
martes, junio 25, 2024
InicioOpiniónTrago Amargo: La oposición y su error constante

Trago Amargo: La oposición y su error constante

- Publicidad -

Luis Martínez

Es innegable que hay una voluntad de cambio mayoritaria en el país. Las condiciones de vida del venezolano son la primera prueba de ello, pero si nos ceñimos al rigor de los estudios del comportamiento electoral, eso no es un elemento que se pueda cuantificar en votos automáticamente. Una cosa es percibir y hasta comprobar que la mayoría de la población quiere unas mejores condiciones de vida, no obstante, deducir que ello desemboca en una votación para un candidato en particular es solo una conjetura, una presunción. Sobre la base de las presunciones y las maquinarias de resonancia en las redes sociales no se llega a una certeza de lo que ocurrirá el 28 de julio en el país. Analizar el desespero de parte de la oposición es necesario y urgente, porque puede ser la diferencia en el día D.

En enero del año 2019, Juan Guaidó, un actor político sin mayor relevancia, se juramentó como presidente interino, y comenzó en el país un relato hasta entonces inédito: un gobierno paralelo que en nada cambió la realidad política de Venezuela. Guaidó representó la prueba de un fanatismo repetitivo como forma de proselitismo.

De un día para otro, este gris personaje encarnaba, falsamente, toda la estirpe de nuestra historia, y los seguidores se hicieron ciegos frente a una serie de incoherencias como el enriquecimiento de su entorno; el que iba a ser detenido por el Gobierno de Maduro, pero entraba y salía por Maiquetía cada vez que quería; sus caravanas eran seguidas por supuestos vehículos de inteligencia del Estado, pero más nada. Inclusive, en sus últimos momentos, una entrevistadora de Univisión le preguntó sobre cómo era su estancia en el país, a lo que respondió que era siempre perseguido por funcionarios de inteligencia, a lo que la periodista le invitó a probar tal hecho de persecución en vivo, por su ventana, a lo que el manipulador respondió que no podía moverse de su sitio, pero “allí estaban”. Los ultra fanáticos de entonces no desean recordar cómo fueron hechizados por una grosera estafa.

La situación no cambia mucho hoy con María Corina Machado. En una campaña anti natura, sus seguidores parecen hablar de Juana de Arco y su heroicidad. Dejan atrás las contradicciones, los ataques internos, la siembra de rencores, la escasez de su discurso, la vaciedad de su oferta electoral, pero por sobre todas las cosas, parecen olvidar que el candidato es otro y se llama Edmundo González. Bajo el condicionamiento de votar ciegamente y después vemos, su cercanía con el pueblo, se mide comiendo empanadas o perros calientes, curiosamente con salsas importadas Heinz, muy costosas para creer que son rentables para un vendedor de comida rápida.

El cambio de racionalidad por fanatismo parece limitado por una línea muy frágil en buena parte de la oposición venezolana, y, alertar sobre ello, se traduce en la descalificación, en la falacia ad hominem, donde, en vez de rebatir con argumentos, se lanzan improperios sobre los analistas que alertamos que una elección no se gana cerrando los ojos, sino por el contrario, teniéndolos bien abiertos frente a las carencias urgentes que no se atienden ni corrigen.

Una buena campaña puede producir un buen resultado, pero una mala campaña no. Además, sumemos la conducta de algunos dirigentes de esa logia llamada Vente que, sin cualidad, pretenden hacer una coalición con ellos a la cabeza, los demás, atrás, por favor. Hay documentos públicos que alertan sobre estas confrontaciones a nivel nacional.

Cuando Guaidó, antes de asegurarse un trabajo de integración de equipos y de bases políticas de la oposición, se apostó por un ostentoso aparato de social media que atacaba a todo lo que alertara sobre los sinsentidos, como ahora; hoy con más salvajismo. Ese aparataje, insufló artificialmente un personaje que no llegó a nada. Aún hay tiempo de hacer hoy las cosas bien.

Whatsapp o SMS: 04123151514 / Facebook: luismrtg / Twitter: @luismrt
Blog: luismrt.wordpress.com / Instagram: @luismrtg
Youtube: www.youtube.com/c/luismrtmedia

Artículos relacionados
- Publicidad -

Últimas entradas

lo más leído

TE PUEDE INTERESAR